ESPCAT

Protección contra incendios

Se llama protección contra incendiosal conjunto de medidas que se disponen en los  edificios para protegerlos contra la acción del fuego. Generalmente, con ellas se trata de conseguir tres fines:

  • Salvar vidas humanas
  • Minimizar las pérdidas económicas producidas por el fuego.
  • Conseguir que las actividades del edificio puedan reanudarse en el plazo de tiempo más corto posible.

La salvación de vidas humanas suele ser el único fin de la normativa de los diversos estados y los otros dos los imponen las compañías de seguros rebajando las pólizas cuanto más apropiados sean los medios.

Las medidas fundamentales contra incendios pueden clasificarse en dos tipos:

  • Medidas pasivas: Se trata de las medidas que afectan al proyecto o a la construcción del edificio, en primer lugar facilitando la evacuación de los usuarios presentes en caso de incendio, mediante caminos (pasillos y escaleras) de suficiente amplitud, y en segundo lugar retardando y confinando la acción del fuego para que no se extienda muy deprisa o se pare antes de invadir otras zonas.
  • Medidas activas: Fundamentalmente manifiestas en las instalaciones de extinción de incendios.

 

 

Sistema de alarma

Un sistema de alarma es un elemento de seguridad pasiva. Esto significa que no evitan una situación anormal, pero sí son capaces de advertir de ella, cumpliendo así, una función disuasoria frente a posibles problemas. Por ejemplo: La intrusión de personas. Inicio de fuego. El desbordamiento de un tanque. La presencia de agentes tóxicos. Cualquier situación que sea anormal para el usuario.

Son capaces además de reducir el tiempo de ejecución de las acciones a tomar en función del problema presentado, reduciendo así las pérdidas.

Funcionamiento

Una vez que la alarma comienza a funcionar, dependiendo del sistema instalado, este puede tomar acciones en forma automática. Por ejemplo: Si se detecta la intrusión de una persona a un área determinada, mandar un mensaje telefónico a uno o varios números. Si se detecta la presencia de humo, calor o ambos, mandar un mensaje

telefónico a uno o varios números o accionar la apertura de rociadores en el techo, para que apaguen el fuego. Si se detecta la presencia de agentes tóxicos en un área, cerrar las puertas para que no se expanda el problema.

Para esto, la alarma tiene que tener conexiones de entrada, para los distintos tipos de detectores, y conexiones de salida, para activar otros dispositivos que son los que se ocupan de hacer sonar la sirena, abrir los rociadores o cerrar las puertas.

Todos los sistemas de alarmas traen conexiones de entrada para los detectores y por lo menos una de salida para la sirena. Si no hay más conexiones de salida, la operación de llamar a un número, abrir el rociador o cerrar las puertas deberá ser realizada en forma manual por un operador.

Uno de los usos más difundidos de un sistema de alarma es advertir el allanamiento en una vivienda o inmueble. Los equipos de alarma pueden estar conectados con una Central Receptora, también llamada Central de Monitoreo, con el propietario mismo (a través de teléfono o TCP/IP) o bien simplemente cumplir la función disuasoria, activando una sirena que funciona a unos 90 db (la potencia de la sirena estará regulada por las distintas leyes de seguridad del Estado o región correspondiente).

Para la comunicación con una Central Receptora de Alarmas, se necesita de un medio de comunicación, como pueden serlo: una línea telefónica RTB o una línea GSM, un transmisor por radiofrecuencia llamado Trunking o mediante transmisión TCP/IP que utiliza una conexión de banda ancha ADSL y últimamente servicios de Internet por cable CableModem.

Partes de un sistema de alarma

Un sistema de alarma se compone de varios dispositivos conectados a una central procesadora.

Central procesadora: es la CPU del sistema. En ella se albergan la placa base , la fuente y la memoria central. Esta parte del sistema es la que recibe las diferentes señales que los diferentes sensores pueden emitir, y actúa en consecuencia, disparando la alarma, comunicándose con la central por medio de un modem, etc. Se alimenta a través de corriente alterna y de una batería respaldatoria, que en caso de corte de la energía, le proporcionaría una

autonomía al sistema de entre 12 horas y 3 días (dependiendo de la capacidad de la batería).

Teclado: es el elemento más común y fácil de identificar en una alarma. Se trata de un teclado numérico del tipo telefónico. Su función principal es la de permitir a los usuarios autorizados (usualmente mediante códigos prestablecidos) armar (activar) y desarmar (desactivar) el sistema. Además de esta función básica, el teclado puede tener botones de funciones como: Emergencia Médica, Intrusión , Fuego, etc. Por otro lado, el teclado es el medio más común mediante el cual se configura el panel de control.

Gabinete de sirena exterior: :es el elemento más visible desde el exterior del inmueble protegido. Se trata de una sirena con autonomía propia (puede funcionar aún si se le corta el suministro de corriente alterna o si se pierde la comunicación con la central procesadora) colocada dentro de un gabinete protector (de metal, policarbonato, etc). Puede tener además diferentes sistemas luminosos que funcionan en conjunto con la disuasión sonora.

Detectores de movimiento(PIR): son sensores que detectan cambios de temperatura y movimiento. Si estos sensores detectan movimiento estando el sistema conectado, dispararán la alarma. Existen detectores regulados para no detectar mascotas, tales como perros y gatos.

Detectores magnéticos:se trata de un sensor que forma un circuito cerrado por un iman y un contacto muy sensible que al separarse, cambia el estado (se puede programar como NC o NA) provocando un salto de alarma. Se utiliza en puertas y ventanas, colocando una parte del sensor en el marco y otra en la puerta o ventana misma.

• Sensores inerciales o sismico:s :están preparados para detectar golpes sobre una base. Se colocan especialmente en cajas fuertes, también en puertas, paredes y ventanas. Detectan el intento de forzar su apertura.

Detectores de rotura de cristales:son detectores microfónicos, activados al detectar la frecuencia aguda del sonido de una rotura de cristal.

Lapa (detector termovelocimetrico: elemento adherido a una caja fuerte. Advierte de un posible butrón o intento de sabotaje de la misma. Adopta el nombre de termovelocimetrico dado que en su interior alberga tres tipos de detectores seriados, uno de cambio de temperatura, un sismico, y uno de movimiento.

Detector personas caídas (hombre muerto): elemento inalámbrico que permite detectar desvanecimientos o caídas de personas solas.

 

 

Sistemas de vigilancia para propiedades

Generalmente los sistemas de vigilancia suelen instalarse especialmente en aquellos casos donde el terreno que se debe vigilar es demasiado grande y por ello se emplea todo un sistema para poder tenerlo controlado.

Ahora bien, existen diferentes tipos de sistemas de vigilancia, ya que como bien hemos explicado a lo largo de nuestro sitio, son muchos los elementos que podemos utilizar a nuestro favor para la seguridad de nuestros bienes y propiedades no obstante debeos decir que en este caso en particular el más utilizado es el del sistema de vigilancia por monitoreo de cámaras de seguridad. No obstante es importante destacar que los sistemas de vigilancia se caracterizan principalmente por los vigilantes que trabajan día y noche monitoreando el área, patrullando y asegurándose de que todo esté en orden.

En primer lugar debemos decir que este sistema de vigilancia suelen darse principalmente en edificios, fábricas, empresas y en algunos casos obras en construcción, y debemos decir que en este ultimo caso la principal razón por la cual se dispone poner un sistema de vigilancia en una obra es porque cuando la misma se encuentra en solitarios, generalmente a la noche, muchos vándalos ingresan para destrozar el lugar y robarse materiales.

Ahora bien es importante tener en cuenta que si bien el vigilante estará atento a todo lo que sucede durante su turno, esto no quiere decir que pueda interceder en el caso de que se presente alguna circunstancia que si lo amerite.

De hecho, el vigilante solo puede comunicarse con la policía para que la misma interceda, pero de todas maneras es importante tener una presencia en un lugar de este tipo ya que como mencionamos, esta muy expuesto a que le suceda algo.

Al mismo tiempo debemos decir que los sistemas de vigilancia con monitoreo de cámara y vigilantes, es algo muy común en las empresas ya que es la forma más fácil de mantener el edificio correspondiente seguro. Es importante que se tenga en cuenta que en el caso de las empresas generalmente los vigilantes suelen trabajar en turnos de a dos para que de esta manera no solo se aliviane la carga de este trabajo tan difícil, sino por que también, si se llega a presentar algún inconveniente, la mayoría de las veces es mejor que sean dos las personas para defenderse.

Sistemas de vigilancia en barrios cerrados

Es común ver un sistema de vigilancia en un barrio cerrado, en donde la presencia de un vigilante día y noche es absolutamente fundamenta. Debemos decir que en este caso, además de tener que vigilar el área es importante que el mismo tome los datos de todas las personas que entran y salen, y al mismo tiempo deben pedir la autorización de los dueños de una casa cuando estos reciben una visita, sino de otra manera los vigilantes no pueden dejar pasar a la persona.

Es importante que tengamos en cuenta que este tipo de vigilancia es la famosa vigilancia por garita, ya que en la mayoría de

los barrios cerrados, en la entrada nos encontramos con las correspondientes barreras de seguridad, y sus respectivos vigilantes. Ahora bien debemos decir que este sistema de vigilancia es uno de los mas efectivos ya que por lo general, en la garita trabajan entre 3 y 4 vigilantes que van rotando en turnos, y al mismo tiempo, éstos cuentan con todo un sistema de cámaras que recorre el barrio entero y de esta manera tienen una visión absoluta de todo lo que ocurre en las calles.

De todas maneras es importante destacar que los barrios cerrados suelen ser muy seguros, pero en muchos casos, más de un ladrón se ha tentado de ir a robar una casa, por eso es que debido a la creciente que se registra cada año en la inseguridad social de muchos países en el mundo, los sistemas de vigilancia se van actualizando, para que de esta manera podamos al menos tener sentirnos un poco seguros.